Esta semana Tesla volvía a ser noticia, pero no por un nuevo modelo o por lograr la tan ansiada conducción autónoma real: la noticia estaba en que la empresa había invertido 1.500 millones de dólares en bitcoin.

No se sabe exactamente cómo se ha realizado esa inversión, pero sí que se hizo a lo largo del mes de enero de 2021. Eso indica que Tesla podría poseer ahora mismo hasta 49.342 bitcoin, y dado que su valor se ha disparado tras ese anuncio (y ya llevaba un 2021 espléndido) el beneficio para Tesla es increíble: con esa inversión ha ganado en 10 días lo que ganó en 10 años con sus coches.

Bitcoin hasta el infinito y más allá

El movimiento de Elon Musk y de Tesla representa todo un espaldarazo para la criptodivisa, que durante prácticamente una década ha sido defenestrada por el mundo financiero y empresarial.

Los últimos movimientos, no obstante, muestran un cambio notable de actitud en parte de ese segmento. PayPal fue probablemente la primera gran responsable de ese giro de los acontecimientos tras anunciar en octubre que comenzaría a permitir compraventa de criptodivisas e incluso pagos con tokens como bitcoin.

Otras se han sumado a esa fiebre y han provocado una subida absolutamente espectacular del valor de bitcoin, que se disparó y en apenas tres semanas dobló su valor y pasó de recuperar el récord histórico de los 20.000 dólares a superar  los 40.000.

Esos movimientos han atraído a muchos inversores pequeños y grandes, y el movimiento inversor de Tesla —con un Musk desatado en redes sociales apoyando esta criptodivisa y otras como Dogecoin— no ha hecho más que acelerar esas subidas, que ahora acercan un bitcoin a la asombrosa barrera de los 50.000 dólares, algo impensable hace menos de un año, cuando un bitcoin llegó a estar por debajo de los 5.000 dólares.

Una inversión que (por ahora) le está saliendo de fábula a Tesla

No hay de momento datos específicos sobre cómo se ha realizado esa inversión de 1.500 millones de dólares por parte de Tesla, que como decíamos en el informe para las autoridades estadounidenses únicamente ha indicado que esa inversión se ha realizado en enero.

Ese dato no obstante puede permitir hacer estimaciones sobre lo que puede haber logrado Tesla en ese sentido. Dependiendo del momento en que realizara esa inversión en el mes de enero y el valor de un bitcoin, Tesla sería actualmente propietaria de entre 36.945 y 49.342 bitcoin (si en este último caso tenemos en cuenta su precio más bajo del mes de enero) ahora mismo.

La rentabilidad de dichas criptodivisas también varía según el momento en que se realizara la inversión: el 1 de enero un bitcoin estaba ligeramente por debajo de los 30.000 dólares, pero su valor ha oscilado bastante a lo largo del mes y el día 9 alcanzó un récord parcial de algo más de 40.000 dólares.

Así, los datos revelan que la rentabilidad podría estar ahora mismo entre el 14,7% (en el peor de los casos) y el 53,2% en el mejor de los casos.

Los beneficios de la inversión son por tanto excepcionales, y como apuntaba un usuario de Twitter, en apenas dos semanas el crecimiento ha sido tan llamativo que podría haber hecho que la rentabilidad fuera mayor de lo que Tesla ganó en los últimos 12 años vendiendo sus coches eléctricos.

Esa sorprendente conclusión no lo es tanto si tenemos en cuenta que Tesla ha perdido dinero siempre a excepción de un 2020 que fue excepcional. La empresa de Musk llegó a tener pérdidas netas de 2.240 millones de dólares en 2017, por ejemplo, y esa situación y los graves problemas con el Model 3 incluso llevaron a Musk a intentar venderle su empresa a Apple (o eso dice él).

Lo cierto es que la empresa logró superar ese bache y ahora es sin duda uno de los grupos de automoción más prometedores del panorama actual, y su valoración bursátil es excepcional aunque siga habiendo dudas sobre si esta empresa está algo burbujeante.

Sea como fuere, la inversión en bitcoin está saliéndole muy bien, al menos de momento. El crecimiento del valor de bitcoin ha hecho que la rentabilidad se dispare, y aunque Tesla ganó mucho dinero en 2020 al fin (1.994 millones de dólares), su largo historial de pérdidas hace que su balance global siga siendo muy negativo.

Las pérdidas acumuladas ascienden a 2.650 millones de dólares, e incluso en el peor caso en la inversión con bitcoin ya habría ganado casi 221 millones de dólares sin mover un dedo y en apenas dos semanas.

Obviamente todo podría cambiar en cualquier momento: la volatilidad de bitcoin y el resto de criptodivisas es de sobra conocido, así que lo que hoy es rentabilidad fabulosa se podría convertir en una pérdida desastrosa de su “colchón” financiero. Está claro que Musk confía en el futuro de bitcoin, y por ahora esa inversión (o apuesta) le está saliendo bien.

Xataka

Únete a thefreedompostnet en Telegram 🚀

The Freedom Post página de noticias, análisis y opinión. La mejor opción para estar informados sobre los acontecimientos mundiales gracias a una estructura objetiva nuestro lema: la libertad de información y la verdad son nuestros pilares existenciales.

Información en varios idiomas, epicentro de acción y equilibrio informativo.

Por The Freedom Post

The Freedom Post página de noticias, análisis y opinión. La mejor opción para estar informados sobre los acontecimientos mundiales gracias a una estructura objetiva nuestro lema: la libertad de información y la verdad son nuestros pilares existenciales. Información en varios idiomas, epicentro de acción y equilibrio informativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0Shares
0