Nuevos detalles sobre el extraño viaje diplomático de un avión de Conviasa a Ginebra revelan cómo opera la aerolínea para sortear las sanciones.

La visita a Suiza de una delegación de diputados del ilegal parlamento madurista levantó alarmas. El viaje se produjo en medio de un sorpresivo anuncio de Delcy Rodríguez sobre el pago del 50% del costo de 11 millones de vacunas contra la COVID.

La repentina disponibilidad de fondos para pagar por los tratamientos de inmunización generó sospechas sobre la verdadera naturaleza del viaje.

Los emisarios, encabezados por Jorge Rodríguez, se movilizaron un Airbus 340 de Conviasa. La principal duda del viaje es por qué emplear un avión tan grande para transportar a tan pequeño grupo de personas.

Al contrastar la información respecto al viaje se conoce que el pago del régimen chavista era por un valor de 59,2 millones de francos suizos. Esa cantidad representa, aproximadamente, 1,2 toneladas de lingotes de oro.

Por el peso, el traslado se podría haber hecho en el jet Falcon 900 de PDVSA. Esa aeronave puede cargar con 3 toneladas. Pero, carece de suficiente espacio para una voluminosa carga aurífera.

Aviones para sortear sanciones

Hay otro avión de la sancionada aerolínea que también se podía haber empleado. Se trata del Embraer presidencial rotulado como parte de la flota de Conviasa.

Esa aeronave si tiene mayor capacidad de almacenamiento. Pero en su contra está la autonomía de vuelo que es mucho menor a la del Airbus A340 que finalmente viajó a Ginebra.

Eso obligaría a la aeronave a hacer otra una reposta para cargar combustible antes de llegar a Suiza. Pero, para las empresas europeas que proveyeran ese servicio, eso puede significar caer en  la lista de sancionados de la OFAC junto a Conviasa.

Lo que deja la única opción de usar el Airbus A340, que puede viajar sin escalas hasta el Medio Oriente desde Caracas.

Sin embargo, la aeronave sí hizo una escala de al menos una hora y media. La parada debió tener como finalidad recargar combustible para que el avión. Eso sucedió en Belgrado.

Allí, el régimen chavista tiene socios que no son alcanzados por las sanciones estadounidenses. Y no son los únicos.

Muchos de los vuelos de las sancionadas aerolíneas iraníes que visitan Venezuela transportando cargas no declaradas también paran en Belgrado habitualmente.

Así ocurrió el pasado noviembre con un Boeing 747 de Queshm Fars Air, que llegó a Maiquetía proveniente de Teherán pero ante paró en la capital de Serbia.

Primer Informe

Únete a thefreedompostnet en Telegram 🚀

Protected with blockchain timestamps

The Freedom Post página de noticias, análisis y opinión. La mejor opción para estar informados sobre los acontecimientos mundiales gracias a una estructura objetiva nuestro lema: la libertad de información y la verdad son nuestros pilares existenciales.

Información en varios idiomas, epicentro de acción y equilibrio informativo.

Por The Freedom Post

The Freedom Post página de noticias, análisis y opinión. La mejor opción para estar informados sobre los acontecimientos mundiales gracias a una estructura objetiva nuestro lema: la libertad de información y la verdad son nuestros pilares existenciales. Información en varios idiomas, epicentro de acción y equilibrio informativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0Shares
0