La compañía israelí Aleph Farms y Technion , el Instituto de Tecnología Israelí, acaban de anunciar a nivel mundial la creación del, citamos: “primer chuletón sin sacrificio, usando tecnología de bioimpresión tridimensional y componentes naturales de la carne”.

Es decir, lo que vemos en las fotografías no es carne real cortada de la vaca sino que se ha conseguido imprimiendo en 3D células vivas de vaca, sin ingeniería genética.

¿Cómo funciona esta tecnología? Sin haber entrado en mucho detalle, han afirmado que imprimen células vivas reales que luego se incuban para crecer diferenciarse e interactuar y de esta forma consiguen la textura y cualidades de un filete real.

En resumidas cuentas viene a ser un sistema similar a una incubadora incluyendo un sistema de alimentación al tejido consiguiendo un acabado final similar al de su forma nativa tanto en crudo como durante el cocinado.

Carne

No es la primera vez que vemos a Aleph Farms crear un filete desde cero, en 2018 ya vimos cómo creaban un filete con otro método.

Lo más interesante de esta nueva técnica es que se puede conseguir cualquier tipo de corte, entiéndase como un entrecot, bistec, solomillo, entre otros, variando la colocación de las células inicial y el sistema de alimentación durante el incubado.

Según comenta Aleph Farms este filete tiene un tamaño similar a un filete real, con tejido muscular y grasa. Además, afirman que tiene las mismas características organolétpticas, algo que difiere en filetes veganos.  Aunque, claro, eso no implica nada a nivel de sabor.

De momento se trata de un sistema de creación nuevo y este chuletón llega a modo de prueba de concepto ya que el sistema no está listo para ser utilizado, todavía, a nivel industrial.

ComputerHoy