El sangriento conflicto que ha estallado entre Azerbaiyán y Armenia no es el resultado de odios ancestrales ni de una animosidad profundamente arraigada entre culturas musulmanas y cristianas. Es producto de una larga historia de colonialismo, nacionalismo y autoritarismo.

Infobae

El comienzo de la batalla entre Armenia y Azerbaiyán ha llevado a que la vieja disputa por Nagorno Karabaj (Alto Karabaj, conocido para el pueblo armenio por su nombre antiguo, Artsaj) acapare la atención de todo el mundo.

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, quedó expuesto en su falta de argumentos ante las evidencias sobre ataques en blancos civiles en el conflicto de Nagorno Karabaj, en una entrevista con la cadena BBC.

Aliyev, quien gobierna su país desde 2003, aseguró que sus fuerzas militares resguardarán a la población en caso de que se llegue a una situación de asedio, pero cuando se habló de los recientes ataques en zonas residenciales, se limitó a decir que son noticias falsas.

Únete a thefreedompostnet en Telegram 🚀

The Freedom Post página de noticias, análisis y opinión. La mejor opción para estar informados sobre los acontecimientos mundiales gracias a una estructura objetiva nuestro lema: la libertad de información y la verdad son nuestros pilares existenciales.

Información en varios idiomas, epicentro de acción y equilibrio informativo.

Por The Freedom Post

The Freedom Post página de noticias, análisis y opinión. La mejor opción para estar informados sobre los acontecimientos mundiales gracias a una estructura objetiva nuestro lema: la libertad de información y la verdad son nuestros pilares existenciales. Información en varios idiomas, epicentro de acción y equilibrio informativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0Shares
0