Por insólito que parezca la famosa empresa Smartmatic que por años fue el software que utilizó el chavismo en al menos 15 elecciones en la era de Hugo Chávez Frías es la encargada del conteo de votos en la más polémica elección realizada en los Estados Unidos.

Por Gabriela Moreno     

Su negocio de democracia digital se anotó en los recientes comicios el contrato electoral del condado más poblado: Los Ángeles.

¿Cómo es posible? Parece insólito. La empresa Smartmatic que durante una década contó los votos de los procesos electorales en Venezuela bajo el régimen socialista ahora opera en los comicios de Estados Unidos.

En esta jurisdicción con 5,2 millones de votantes registrados y 5000 lugares de votación, Smartmatic afirma que instaló 31.100 máquinas de votación, que representan la mayor adquisición electoral en Norteamérica.

Y hay más. La empresa también mercadeó la integración, ingeniería y fabricación del nuevo sistema de votación.

La decisión fue de la junta de Supervisores del condado de Los Ángeles para desarrollar su “Solución de Votación para Todos” (VSAP por su sigla en inglés).

Sin embargo, esta empresa que presume en su sitio web de ser proveedor aprobado del Departamento de Defensa de los Estados Unidos y miembro fundador del Subsector de Infraestructura Electoral del Departamento de Seguridad Nacional está constituido por tentáculos chavistas.

Raíces muy rojas

Antonio Mugica es el ingeniero venezolano a la cabeza de Smartmatic. Junto a Róger Piñate fundó la compañía que registraron en Boca Ratón, Florida, en la misma dirección de una cooperativa de Petróleos de Venezuela llamada Petrolusa revela el documental Conexiones Peligrosas de Guillermo Salas, fundador de la organización de contraloría electoral, Esdata.

Smartmatic organizó 15 elecciones durante el mandato de Hugo Chávez y también de Nicolás Maduro. Así se detalla en este material audiovisual que revela importantes detalles sobre la cuestionada empresa.

En un artículo de The New York Times reseñado por la BBC  se destaca un préstamo por 200 000 dólares a la empresa por parte del régimen en garantía del 28 % de las acciones.

El préstamo se desembolsó siete meses antes de la obtención del contrato para el referendo revocatorio de 2004 y luego se justificó como ayuda a las pequeñas empresas.

Sin embargo, según NYT Smartmatic ganó 120 millones de dólares con las primeras tres elecciones organizadas.

«(Smartmatic) pasó de ser una pequeña startup tecnológica a un importante actor en el mercado», se lee en un cable de la embajada de EE.UU filtrado por WikiLeaks y reseñado por la BBC.

Ahí también se afirma que aunque la empresa afirma tener origen estadounidense, «sus verdaderos dueños permanecen ocultos detrás de una red de holdings en Holanda y Barbados».

Detrás del conteo presidencial

Dominion es el nombre de la empresa involucrada en las recientes elecciones de Estados Unidos.

Su nombre está asociado a irregularidades por las fallas de sus sistemas electrónicos cuya tecnología se la compró a Smartmatic a través de su filial Sequoia, develó American Thinker.

Dominion, según el medio, niega sus vínculos aunque en un momento le permitió a Smartmatic comercializar su misma tecnología en el extranjero en lugares donde Dominion no hacía negocios.

El Washigton Examiner señala que “el proveedor de sistemas de votación tiene contratos en todos los estados clave en los que el equipo de campaña de Donald Trump está presentando desafíos legales y los republicanos también tienen el ojo puesto en el sistema de Arizona y Nevada”.

Susan Greenhalgh, experta en seguridad electoral del Free Speech for People citada por BBC considera que con la digitalización del voto existe potencial para que las elecciones sean hackeadas de forma indetectable.

La profesora de la Universidad de Nueva York, Beatrice Atobatele, subraya que «si los votantes no confían en que sus votos serán contados, ya no participarán del proceso electoral».

Como la espuma

Desde 2006 Smartmatic comercializó sus servicios en Estados Unidos. Ya en 2015 se jactaba de mantener y configurar 58 000 máquinas de conteo y de votación que habían sido vendidas a 307 jurisdicciones.

Entre las máquinas se cuentan unos 10 000 escáneres ópticos para la captura digital de boletas físicas de votación y unas 47 000 máquinas de votación.

Entre los estados que han sucumbido a sus plataformas destacan: Arizona, Colorado, Distrito de Columbia, Florida, Illinois, Luisiana, Michigan, Misuri, Nueva Jersey, Nevada, Oregón, Pensilvania, Virginia, Washington y Wisconsin.

A este mercado lo maneja con exclusividad, al diseñarles y fabricar la Edge2Plus. El equipo con pantalla sensible al tacto de 17 pulgadas permite capturar la intención del votante.

Se utiliza en Chicago y el Condado Cook. Debutaron en las Generales 2012 y medio término 2014 y hasta el expresidente Barack Obama ejerció su derecho al voto con estas máquinas.

Además, desarrolló y manufacturó el dispositivo Activador-acumulador-transmisor (HAAT, por sus siglas en inglés) para consolidar data proveniente de distintas máquinas de votación, imprimir reportes y transmitir conteos a centros de totalización.

 

Lee el artículo completo aquí Panam Post

 

 

Únete a thefreedompostnet en Telegram 🚀

The Freedom Post página de noticias, análisis y opinión. La mejor opción para estar informados sobre los acontecimientos mundiales gracias a una estructura objetiva nuestro lema: la libertad de información y la verdad son nuestros pilares existenciales.

Información en varios idiomas, epicentro de acción y equilibrio informativo.

Por The Freedom Post

The Freedom Post página de noticias, análisis y opinión. La mejor opción para estar informados sobre los acontecimientos mundiales gracias a una estructura objetiva nuestro lema: la libertad de información y la verdad son nuestros pilares existenciales. Información en varios idiomas, epicentro de acción y equilibrio informativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0Shares
0