La decisión se toma  justo después de develarse el informe sobre la muerte del periodista Jamal Khashoggi, por el que fueron sancionados un grupo de sauditas.

Estados Unidos anunció una prohibición de entrada para extranjeros que amenacen a la prensa y a activistas.

Asimismo, sancionó a 76 sauditas vinculados al asesinato del periodista Jamal Khashoggi, dijo el jefe de la diplomacia, Antony Blinken.

Hemos dejado claro que las amenazas extraterritoriales y los ataques de Arabia Saudita contra activistas, disidentes y periodistas tienen que terminar. No van a ser tolerados por Estados Unidos“, afirmó Blinken en un comunicado.

Blinken agregó en la red social Twitter que “el asesinato del periodista y residente permanente legal de Estados Unidos, Jamal Khashoggi, conmocionó al mundo“.

A partir de hoy, tendremos una nueva política global que llevará su nombre para imponer restricciones de visa a quienes se involucren en ataques extraterritoriales a periodistas o activistas“, puntualizó jefe de la diplomacia.

Aún se esperan más detalles sobre esta nueva decisión que puede afectar a funcionarios de otros regímenes contrarios a Estados Unidos.

Recordemos que sólo en Venezuela, el régimen de Maduro usa grupos armados para que amenacen a la prensa, intimidando al sector y limitando la libertad de expresión.

Política Khashoggi

El gobierno de Biden activó su nueva ‘política Khashoggi’ sancionando a los 76 implicados en el asesinato del corresponsal del Washington Post en Estambul en 2018.

Sin embargo, el príncipe heredero Mohammed bin Salman, está fuera de la lista de sancionados.

Pero sí fueron sancionados el general saudita Ahmed al-Asiri, ex jefe de inteligencia del reino, y las Fuerzas de Intervención Rápida Saudita por su rol en el asesinato.

EEUU desclasificó este fin de semana un informe de inteligencia que vinculaba directamente al príncipe saudita Mohamed bin Salman con la desaparición de Khashoggi.

Según los documentos, Mohamed bin Salman autorizó «capturar o matar» al periodista.

El príncipe «aprobó una operación en Estambul, Turquía, para capturar o matar al periodista saudita Jamal Khashoggi», dice el informe.

El reporte señala que es constante y profunda influencia del príncipe heredero en todas las decisiones. Por lo que es «altamente improbable» que el gobernante de facto de Arabia Saudí, no aprobara el asesinato del periodista.

«El príncipe heredero ve a Khashoggi como una amenaza para el reino y en términos generales apoyó el uso de medidas violentas para silenciarlo», indicó el reporte.

El reino saudita reconoció la muerte en Estambul de Khashoggi. Pero se la atribuyó a agentes rebeldes que fueron enjuiciados y algunos condenados a muerte. Finalmente todos quedaron cumpliendo una pena de cadena perpetua.

PRIMERINFORME

 

Únete a thefreedompostnet en Telegram 🚀

The Freedom Post página de noticias, análisis y opinión. La mejor opción para estar informados sobre los acontecimientos mundiales gracias a una estructura objetiva nuestro lema: la libertad de información y la verdad son nuestros pilares existenciales.

Información en varios idiomas, epicentro de acción y equilibrio informativo.

Por The Freedom Post

The Freedom Post página de noticias, análisis y opinión. La mejor opción para estar informados sobre los acontecimientos mundiales gracias a una estructura objetiva nuestro lema: la libertad de información y la verdad son nuestros pilares existenciales. Información en varios idiomas, epicentro de acción y equilibrio informativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0Shares
0