Las horas de incertidumbre de los venezolanos para conocer resultados electorales durante la era chavista se hicieron más largas para los estadounidenses que este año debieron esperar días para tener al menos una proyección. En Venezuela también se hizo común el giro repentino de las tendencias electorales durante el conteo de votos. El caso del referendo revocatorio de 2004 contra Hugo Chávez fue la primera y más amarga experiencia. Ahora Venezuela y Estados Unidos tienen dos cosas en común: Smartmatic y el fantasma del fraude.

Panampost

Fueron justo estas dos irregularidades las que encendieron las alarmas en el Partido Republicano. El presidente Donald Trump lideraba en la madrugada del 4 de noviembre los resultados en Georgia, Pensilvania, Wisconsin y Michigan. En todos se extendió por días el escrutinio. En todos se volteó repentinamente la tendencia y se proyectó al demócrata Joe Biden como el ganador. El equipo jurídico de Trump pronto juntó las piezas que apuntaron hacia Venezuela. Smartmatic quedó expuesta como una empresa vinculada al régimen chavista que cuenta con una tecnología que cambia votos sin ser detectados. Así lo pidió Chávez y así se ejecutó.

Los resultados que pedía Chávez

Esta es la denuncia que hizo pública en Newsmax la exfiscal federal, Sindey Powell, abogado de la campaña del presidente Donald Trump. Citando una declaración jurada de un exmilitar de alto rango del régimen chavista, Powell aseguró tener evidencias de la vulnerabilidad del sistema de votación. Esta tecnología empleada este año en 28 estados de la Unión Americana es la misma que por casi dos décadas ha garantizado la permanencia en el poder al chavismo en Venezuela con elecciones amañadas.

“Chávez insistió mucho en que Smartmatic diseñara un sistema que pudiera cambiar el voto de cada votante sin ser detectado. Quería que el software en sí mismo funcionara de tal manera que si el votante colocaba su huella en un escáner, la huella estuviera vinculada a un registro del nombre y la identidad del votante como si hubiera votado pero sin que el elector pudiera rastrear que el voto fue cambiado. Insistió en que el sistema tenía que configurarse para no dejar ninguna evidencia ni nada que generar alguna contradicción entre el nombre y la huella con un voto cambiado. Smartmatic acordó crear dicho sistema y produjo el software y el hardware con los resultados que pedía el presidente Chávez”, afirmó el testigo.

Sindey Powell explicó en Newsmax que el sistema de Smartmatic se creó para que Hugo Chávez no perdiera una elección. Y así fue. Estuvo en el poder hasta su muerte. Agregó que posteriormente se exportó a Argentina y otros países de Sudamérica, hasta que llegó a Estados Unidos. Durante su intervención en la cadena de televisión recomendó leer en su cuenta en Twitter la declaración.

Puedes leer la nota original en: Panampost

Únete a thefreedompostnet en Telegram 🚀

The Freedom Post página de noticias, análisis y opinión. La mejor opción para estar informados sobre los acontecimientos mundiales gracias a una estructura objetiva nuestro lema: la libertad de información y la verdad son nuestros pilares existenciales.

Información en varios idiomas, epicentro de acción y equilibrio informativo.

Por The Freedom Post

The Freedom Post página de noticias, análisis y opinión. La mejor opción para estar informados sobre los acontecimientos mundiales gracias a una estructura objetiva nuestro lema: la libertad de información y la verdad son nuestros pilares existenciales. Información en varios idiomas, epicentro de acción y equilibrio informativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0Shares
0