Regístrate en Binance

Firmas y operadores en tres continentes mantienen activo un mercado de comercialización de crudo venezolano valorado en $10 mil millones anuales, en abierta violación a las sanciones aplicadas por Washington a Pdvsa. La operación, controlada por Maduro, no entra en el sistema contable de Pdvsa, y la manejan militares con antecedentes penales.

El régimen de Nicolás Maduro ha logrado burlar las sanciones impuestas por Estados Unidos a la comercialización de crudo venezolano en el mercado internacional, y ha vendido millones de barriles de crudo obteniendo miles de millones de dólares en ganancias y sobornos, gracias a una constelación de operadores internacionales en tres continentes.

Según testimonios y documentos confidenciales obtenidos por Primer Informe, Pdvsa exportó al mercado mundial unos 45 millones de barriles de crudo de diversa calidad durante el primer trimestre de 2021, obteniendo a cambio una cifra estimada en $2,500 millones.

Entre los operadores que han facilitado el comercio de crudo de Pdvsa están firmas de Singapur, Grecia, Mauricio, Estados Unidos, y un conglomerado de empresas controladas por China, de acuerdo a las fuentes consultadas.

La entrega de las cuotas de crudo a los operadores está controlada por el coronel José Antonio Pérez Suárez, desde febrero del año pasado Vicepresidente de Comercio y Suministro de Calidad de Pdvsa, considerado un hombre del entorno íntimo de Nicolás Maduro.

Entre los beneficiarios de las asignaciones de crudo de Pdvsa, una operación considerada ilegal por el gobierno interino y sancionada por el Departamento del Tesoro norteamericano, se encuentra Alvaro Pulido, socio principal del empresario colombiano Alex Saab, acusado por EEUU de ser el testaferro de Nicolás Maduro, actualmente esperando su extradición desde Cabo Verde a Miami.

El coronel José Antonio Pérez Suárez, actual Vicepresidente de Comercialización y Suministro de Pdvsa, es el hombre que controla las cuotas de crudo cuya venta beneficia directamente a Nicolás Maduro y su entorno.

 

Corrupción en las entregas

Las firmas que reciben cuotas de crudo venezolano para exportación deben acceder a pagar un sobreprecio extra de $2 millones por cada barco despachado, indicó una fuente familiarizada con las operaciones.

El soborno se debe entregar en efectivo directamente al coronel Pérez Suárez, para obtener el permiso de zarpe del barco con el crudo asignado, agregó la fuente. La onerosa mordida cuenta con la aprobación directa de Nicolás Maduro, que se beneficia directamente de la corrupción.

Aunque jerárquicamente la Vicepresidencia de Comercio y Suministro está bajo la tutela directa del presidente de Pdvsa, Asdrúbal Chávez (que en el pasado ocupó ese mismo cargo), y del ministro de Petróleo y Minería, Tarek El Aissami, el coronel Pérez Suárez se salta la línea de mando corporativa y reporta directamente a Maduro, un hecho sin precedentes en Pdvsa que causa resquemor en los cuadros petroleros de la revolución, aseguraron las fuentes.

El coronel no sólo rinde cuentas de las cuotas que asigna, con aprobación directa de Maduro, sino de las finanzas que generan estas operaciones que no son registradas en los libros contables de Pdvsa, indicaron las fuentes.

El militar tiene control además sobre quiénes se benefician de las cuotas y de las condiciones de pago del crudo asignado, unos 15 millones de barriles por mes.

 

Funcionarios con antecedentes criminales

Pérez Suárez ha desarrollado una polémica trayectoria desde que asumió su primer cargo público en 2014, siendo mayor del Ejército venezolano, tras la llegada de Maduro al poder.

Entre 2014 y 2019, Pérez Suárez ejerció 15 cargos en el régimen de Maduro, violando disposiciones constitucionales (artículo 140 de la Constitución Bolivariana) que prohiben a los funcionarios ejercer más de un cargo público remunerado.

Entre los cargos ocupados por Pérez Suárez está la presidencia de Venirauto Industrias C.A, una firma creada entre Venezuela e Irán en 2006 para la fabricación de automóviles para el mercado venezolano.

La mano derecha del coronel Pérez Suárez es el también militar Manuel Salvador Parra Ramírez, que ostenta el grado de Teniente Coronel en la Guardia Nacional, y actúa como gerente de Operaciones de la Vicepresidencia de Comercio y Suministro.

El teniente coronel Manuel Parra Ramírez, acusado de asesinar a una joven que se negó a ser su pareja, cuando fue ascendido por Nicolás Maduro a mediados del año pasado, pese a tener una acusación penal en su contra.

Parra Ramírez tiene un pasado quizá más controversial que su propio jefe. Desde 2018 ha sido acusado de ordenar el asesinato de Karla Romero, una joven nativa de San Cristóbal, en el estado Táchira, fronterizo con Colombia, que se negaba a mantener una relación sentimental con el militar.

Según el ex diputado venezolano Walter Márquez, todas las evidencias señalan a Parra Ramírez como el autor intellectual del asesinato por sicariato de la joven Karla. “Hay experticias telefónicas, llamadas donde se involucra no sólo a Parra Ramírez, sino a los intermediarios y a los autores materiales” del crimen, dijo Márquez en una entrevista.

Pese a las indagaciones, y a la apertura de un procedimiento criminal, el propio Maduro provocó un escándalo a mediados del año pasado al ascender a Parra Ramírez al grado de teniente coronel.

El “guiso” de 35 millones de barriles

Entre el coronel Pérez Suárez y su subaltern y mano derecha, el teniente coronel Parra Ramírez, entregaron cuotas de crudo que totalizaron 31.520.422 barriles de productos petroleros, entre diciembre de 2020 y marzo de 2021.

“Todos, absolutamente, debieron pagar el peaje fijado de $2 millones por buque”, indicó la fuente, que estimó que las cuotas de crudo fueron entregadas a unos 22 cargueros.

Si la firma que recibe la cuota de crudo propone cambiar las condiciones de pago del cargamento, según las normas de Pdvsa, Pérez Suárez estableció una prima extra, que varia según el plazo de pago, entre $1 y $2 por barril dependiendo de cada caso.

“El pago de esa prima extra también se hace en efectivo directamente al coronel Pérez Suárez”, agregó un funcionario que conoce el procedimiento.

Ninguna de estas operaciones aparece registrada en el llamado sistema SAP (System, Applications and Products) un software a través del cual se maneja la contabilidad en Pdvsa. “Es como si Maduro usara Pdvsa como su cuenta bancaria personal, que usa sin rendirle cuentas a nadie”, indicó.

Primer Informe no pudo establecer cuál es el destino del dinero de estas negociaciones, o cómo se realizan los pagos de los cargamentos entregados.

La nueva casta de operadores

Entre los beneficiarios esta la firma Tracor Trading Company, que en los primeros tres meses de 2021 recibió un total de 10 millones de barriles de petróleo. El crudo fue transportado usando los buques pertenecientes a la empresa Mercantile & Maritime, con sede en Singapur y controlada por un magnate de origen pakistaní.

Tracor Trading ha sido señalada de organizar junto al coronel Pérez Suárez la recogida de despachos de crudo en el terminal de almacenaje y embarque de crudo en Jose, en el oriente de Venezuela, principalmente crudo Merey 16, con destino a China.

Mercantile & Maritime ha mantenido una estrecha relación de negocios con Rosneft, principalmente después de que Estados Unidos amenazara con sancionar a las empresas que hicieran negocios con Pdvsa, según reportes de la industria. La firma controla un total de 9 tanqueros para las operaciones de transporte de crudo.

Otro de los beneficiarios claves del coronel es el operador Alvaro Pulido, socio principal y mano derecha de Alex Saab, encargado de los negocios tras la detención de Saab en Cabo Verde.

“Pulido y Saab adquirieron sus propias embarcaciones para comercializar el crudo que Pérez Suárez le entrega sin necesidad de acudir a los armadores griegos que usaban con anterioridad”, indicó la fuente.

Pulido recibió en los primeros tres meses de 2021 un total de 8 millones de barriles de crudo de Pdvsa.

Una parte importante de las cuotas, unos 7 millones de barriles, ha sido entregado a la firma United Energy Trading Company Limited, la principal comercializadora de crudo de las empresas estatales Petro China y China Oil.

Las adquisiciones se hacen a través de la empresa China Concord Investment Co. LTD, parte del conglomerado de empresas chinas Kunlun Holding, sancionado por la OFAC por realizar negocios con Iran.

El crudo adquirido por China Concord Investment ha sido transportado usando los buques MT Arita, MT Parnaso, MT René, MT Judy II y el MT Alysha. China Concord es considerado como uno de los principales aliados de Maduro para evader las sanciones impuestas por Washington contra Pdvsa.

Los pagos de estos cargamentos durante el primer trimestre de 2021 fueron realizados a la cuenta de la firma Ensa Energía AG en el China Construction Bank, cuyo titular es el operador Jorge Jiménez, aseguraron las fuentes.

Nuevos y viejos operadores

Una cuota significativa de crudo, 6 millones de barriles, fue entregada al empresario Camilo Ibrahim, a través de intermediarios, pese a que Ibrahim no tiene trayectoria en la industria petrolera.

Ibrahim, conocido por ser el propietario de las tiendas Zara en Venezuela, y como accionista principal de la aerolínea española Plus Ultra, recientemente envuelta en un escándalo en España, mantiene una alianza estratégica con la firma Diverse Fuels, que se define a sí misma como “una de las compañías independientes de distribución líderes en Argentina”, manejada por el trader Alex Goldstein.

Alex Goldsteind, de Diverse Fuels.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ibrahim también mantiene una alianza con el operador de origen peruano Felipe Baca para el manejo de los flujos de caja de la comercialización de crudo venezolano, a través de la estructura financiera de Baca, que incluye la casa de cambio Bluecap, con sede en Mauricio.

Otros operadores de menor envergadura incluyen a la empresa Supraquímica, que transport tres buques cargados de crudo Merey 16 rumbo al Puerto de Quindao, China, bajo los auspicios del ex gerente de Pdvsa Rafael Azuaje, un operador estrechamente conectado con el teniente coronel Parra Ramírez.

La firma Ariastone Group PTY LTD, con sede en Geelong, Australia, recibió carga para dos barcos, entre ellos el buque conocido como La Balena, que recientemente estuvo envuelto en una controversia denunciada por el comisionado de seguridad e inteligencia del gobierno interino Iván Simonovis, como un enfrentamiento entre “las mafias de Pdvsa”.

Tanquero de bandera de Belice, La Balena, implicada recientemente en una controversia entre mafias de Pdvsa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De acuerdo a Simonovis, el barco transportó recientemente una carga valorada en $88 millones que tenía como beneficiario Hugo Hernández Chacón, un sobrino del ex alcalde José Vicente Rangel Avalos, hijo del ex canciller ya fallecido José Vicente Rangel. Hernández Chacón fue detenido bajo presuntas órdenes del coronel Pérez Suárez, por violar los acuerdos de pago de sobornos.

Otros operadores incluyen a Miguel Silva Pérez -posible pariente del coronel Pérez Silva- que junto al ex fiscal Daniel Medina Sarmiento mantienen una sociedad con el armador griego Ioannis «John» Karageorgis, que tiene operaciones en Grecia y Malta, y ha tenido serios problemas con la justicia en Holanda.

El ex fiscal Medina Sarmiento es considerado una ficha en Pdvsa de Diosdado Cabello, según las fuentes.

Miguel Pérez Silva.

 

 

 

 

 

 

 

 

Silva Pérez es considerado un operador del entorno íntimo de Nicolás Maduro, y está al frente de la firma Iveex Insaat, con sedes en Londres, Estambul y Caracas. En 2019 tuvo problemas legales tras ser acusado de estafar a Pdvsa por más de 120 millones de euros que nunca pagó.

De acuerdo a las fuentes de Pdvsa, Silva Pérez gestionó y obtuvo una cuota de crudo para ser cargado en el tanquero MT Cecilia, propiedad de la empresa mixta Petrozamora, que opera junto al armador griego Mario Iliopoulus una docena de tanqueros  que comercializan productos de Pdvsa: MT Berlina, MT Aurora Borealis, MT Amethyst, MT Amoroza y MT Saint Marcella.

Ioannis Karageorgis.

 

 

 

 

 

 

 

 

Finalmente, el armador Ioannis “John” Karageorgis obtuvo cargamento de crudo para dos buques que maneja a través de empresas de maletín, vinculadas a su firma Times Navigation.

El primero de estos tanqueros es el MT Skip, que recientemente arribó a su destino en China; el segundo es el MT Fos, actualmente en proceso de carga de crudo en el terminal de José, en el oriente venezolano. Ambas embarcaciones, de tipo VLCC, tienen una capacidad de carga de 2 millones de barriles de crudo.

Únete a thefreedompostnet en Telegram 🚀

The Freedom Post página de noticias, análisis y opinión. La mejor opción para estar informados sobre los acontecimientos mundiales gracias a una estructura objetiva nuestro lema: la libertad de información y la verdad son nuestros pilares existenciales.

Información en varios idiomas, epicentro de acción y equilibrio informativo.

Por The Freedom Post

The Freedom Post página de noticias, análisis y opinión. La mejor opción para estar informados sobre los acontecimientos mundiales gracias a una estructura objetiva nuestro lema: la libertad de información y la verdad son nuestros pilares existenciales. Información en varios idiomas, epicentro de acción y equilibrio informativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0Shares
0