Las arcas del gobierno interino de Juan Guaidó volverán a llenarse de dólares con la extensión del contrato a dos financieras norteamericanas que le permitirá terminar de gastar los recursos que aún están disponibles del fondo especial de emergencia.

A pesar de que hasta ahora mantiene oculta la rendición de los 80 millones de dólares manejados por esta vía.

Mediante la comisión de administración del Gasto de la Comisión Delegada Legislativa se aprobó prorrogar hasta marzo de este año el contrato de las agencias que sirven como intermediarias para la gestión del dinero. Así quedó establecido en una sesión digital que permitirá a la empresa BRV Administration Co. LLC y BRV Disbursement Co. LLC recibir 125.000 dólares a cambio de las operaciones administrativas requeridas para la transacción.

Estas empresas aparecen creadas el mismo día, funcionan en la misma dirección que pertenece a una compañía que renta su dirección y un teléfono a ‘corporaciones de maletín’, tienen el mismo número de teléfono, no tienen página web, ni certificado de calidad de Delaware. Ninguna de ellas tampoco registra desde que se crearon operaciones distintas al manejo del estos recursos indica una fuente de PanAm Post.

Pero  la decisión de la Comisión Delegada de mantenerlas en ejercicio está tomada para asegurarse un agente de desembolso entre la junta paralela del Banco Central de Venezuela (BCV), que prestó los 80 millones de dólares para el Fondo de Liberación Nacional, y el gobierno interino de Juan Guaidó.

Paradero desconocido

De la cifra el país “desconoce cómo y en qué se usaron los recursos para Venezuela porque Juan Guaidó no ha rendido cuentas ni a los venezolanos ni a su propio entorno, inclusive la Comisión de Finanzas de la pasada Asamblea Nacional le había exigido transparencia y detalles sobre la administración de más de 100 millones de dólares que administró durante todo el 2020 y que fueron otorgados por los Estados Unidos” afirma el medio.

Sobre el asunto reina el silencio. El paradero del financiamiento de numerosas iniciativas supuestamente a favor de la democracia como el Fondo de Litigios, el Fondo para la Liberación de Venezuela y programas sociales permanece ocultos y “no hay precisiones” desde la coalición opositora.

“Los cuestionamientos sobran” revela El Nacional al señalar que tampoco hay constancias sobre el manejo de recursos por parte de los órganos adscritos al interinato, como las juntas ad hoc del Banco Central de Venezuela (BCV), Petróleos de Venezuela y Citgo ni pruebas de los salarios por más de 5000 dólares que recibieron el año pasado diputados de la Asamblea Nacional.

Entorno irregular 

A su vez, The Washington Post reveló una investigación que vincula al círculo del opositor venezolano con actos de corrupción en Estados Unidos. Actos que estarían ligados a un manejo irregular de activos de Venezuela en el extranjero. Esta no es la primera vez que el político se salpica por estas acusaciones, que también resuenan en Paraguay indica la agencia France 24.

Los implicados serían Fernando Blasi y Javier Troconis, cuyo título dado por Guaidó es de ‘comisionado presidencial para la Gestión y la Recuperación de los Activos en Estados Unidos’ quienes estarían involucrados en una supuesta trama de corrupción, cuya suma alcanzaría los 40000 millones de dólares.

Fueron los empresarios Jorge Reyes y Pedro Antar quienes informaron a The Washington Post sobre estos actos en el entorno de Guaidó, entre los que se incluyen acciones en empresas, automóviles de lujo, casas y deudas no cobradas, ligadas a la compañía petrolera estatal de Venezuela.

Por otro lado, el Gobierno de Paraguay confirmó que emisarios de Juan Guaidó ofrecieron reducir a la mitad la deuda que la petrolera estatal venezolana (PDVSA) reclama a Paraguay, de 265 millones de dólares pero no se llegó a un acuerdo por entender que existía una falta de «personería jurídica» en esa recuperación de activos destaca la agencia.

Un fondo con sombras

De las cuentas que el BCV tenía en Estados Unidos, el Fondo para la liberación de Venezuela recibió un financiamiento de 80 millones de dólares, monto que fue asignado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC, por sus siglas en inglés) divulga El Nacional citando una investigación de Crónica Uno pero sobre este ronda la incertidumbre.

En 2020, la AN de Guaidó aprobó la ley que regulaba su funcionamiento y posteriormente presentó una estructura de gastos basada en los 80 millones de dólares otorgados por el Departamento de Estado de EEUU.

En aquel mismo momento, pidió a su parlamento ampliar el Fondo de Litigios hasta 20 millones de dólares —para 2019 fue de cuatro millones de dólares—, pero la historia tuvo un revés cuando el partido opositor Primero Justicia (PJ) y la fracción opositora 16 de julio se reservaron el voto.

Los partidos de su bancada solicitaron desarrollar una rendición de cuentas y designar un contralor especial para saber cómo se usaron los recursos asignados el año anterior. En medio de toda la exigencia renunció su procurador especial, José Ignacio Hernández, por la contratación de abogados para los litigios sin fondos disponibles y por no conocer los resultados operativos (juicios ganados/perdidos, activos recuperados/no recuperados) ni un balance financiero: no se sabe cuánto se le pagó a cuáles escritorios jurídicos a lo largo de 2020, cita el portal Crónica Uno.

Un balance con dudas

Otro punto en rojo del Fondo para la liberación de Venezuela es su tabla de distribución de gastos que según El Nacional muestra distintos montos: 45.8 millones de dólares para programas sociales; 1.2 millones de dólares para magistrados en el exilio; 7.6 millones de dólares para asuntos exteriores o 4.5 millones de dólares para comunicaciones.

Pero un año después hay poca información de los resultados de esa inversión. Respecto a programas sociales, uno de ellos fue «Héroes de la Salud», creado para asignar bonos de 300 dólares al personal de salud de Venezuela, sin embargo, la comisión de la AN encargada del programa no informó cuántos de los 62000 venezolanos seleccionados para recibir 100 dólares mensuales por tres meses, recibieron la transferencia.

Guaidó también recibió cerca de 14 millones de dólares para pagar los salarios de diputados de la Asamblea Nacional, pero no se conocen detalles.

En medio de la situación Juan Guaidó enfrenta litigios con el régimen en el exterior por el oro depositado en el Banco de Inglaterra. Guaidó pretende administrar las 30 toneladas valoradas en unos 1000 millones de dólares y los Bonos 2020 que tienen en jaque a Citgo, la principal refinería de PDVSA en el exterior.

PanamPost

 

Únete a thefreedompostnet en Telegram 🚀

The Freedom Post página de noticias, análisis y opinión. La mejor opción para estar informados sobre los acontecimientos mundiales gracias a una estructura objetiva nuestro lema: la libertad de información y la verdad son nuestros pilares existenciales.

Información en varios idiomas, epicentro de acción y equilibrio informativo.

Por The Freedom Post

The Freedom Post página de noticias, análisis y opinión. La mejor opción para estar informados sobre los acontecimientos mundiales gracias a una estructura objetiva nuestro lema: la libertad de información y la verdad son nuestros pilares existenciales. Información en varios idiomas, epicentro de acción y equilibrio informativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0Shares
0