El pasado 9 de marzo el director del Laboratorio de investigación de realidad aumentada de Facebook, Andrew Bosworth, compartió la visión que tiene la compañía de cara a los próximos diez años en términos de cómo interactuaremos con ordenadores y sistemas inteligentes.

En ese hilo mostró un dispositivo, hasta entonces nunca visto, que parecía un iPod sujeto a la muñeca con elque supuestamente puedes tener un control muy preciso de entornos de realidad aumentada y realidad virtual.

Ahora bien, ¿cómo funciona esa pulsera? Según palabras de su creador, es un dispositivo de electromiografía, es decir, reconoce las señales eléctricas de los nervios en señales digitales. Esto implica que con el movimiento de cualquier dedo podrías interactuar con controles virtuales cuando usas un sistema de casco VR.

También podría ser usado para entrenar un sistema virtual a capturar movimientos y reconocer la presión que se realiza para sujetar objetos aunque tus dedos no se muevan, la señal eléctrica de tus nervios sigue llegando a los mismos.

De momento esa pulsera no tiene nombre, es un prototipo, y ya existen varias versiones de ella, incluso con feedback háptico. Sería una evolución de los controles que conocemos de sistemas como Oculus Rift que permiten localizar las manos en el entorno pero no así dibujar con precisión o sujetar de manera natural objetos.

La compañía ha comentado que pueden moverse los dedos al detectar la intención a nivel nerviosa de moverlos, es decir, no es ni captura de movimiento ni tampoco es control neuronal. Está en un paso intermedio.

COMPUTERHOY