Sí hace años había gente que se preguntaba qué vendía Amazon, la cuestión ahora es qué no vende Amazon. Este año hemos visto un anuncio que se esperaba desde hace tiempo, su llegada a la venta de productos frescos de alimentación, y antes los supermercados sin cajeros. Ahora acaba de anunciar el primer salón de peluquería.

Según el comunicado publicado por Amazon, esta peluquería se abrirá en la zona de Brushfield Street de Londres y no será la primera de una cadena, tal como intentan hacer con los supermercados Amazon Go, sino un lugar único en el que realizar pruebas con sus tecnologías.

Esta peluquería de Amazon tendrá un tamaño de 140 m² y se dividirá en dos plantas donde se realizarán cortes de pelo, pero también será un espacio lleno de nuevas tecnologías que se irán poniendo a prueba en distintas circunstancias, además de tener productos disponibles a la venta.

Amazon Salon será gestionada por una peluquera profesional que contará con la ayuda de más profesionales del sector, así como técnicos especializados en nuevas tecnologías que ofrecerán experiencias distintas a los clientes.

Entre las novedades se encuentra que el cliente tenga la posibilidad de observar mediante realidad aumentada cómo le quedaría el corte de pelo o tinte que desea. En caso de convencerle, se lo reproducirán en la peluquería.

Además, también se probará una novedad que mostrará en pantallas información y vídeos de productos solamente con señalarlos desde el asiento. La tecnología instalada captará a qué punto de la tienda señala exactamente el cliente para ofrecerle toda la información disponible y la posibilidad de comprarlo mediante un código QR.

De momento la peluquería solamente se va a abrir para los trabajadores de Amazon, aunque pronto se cortará el pelo a cualquier cliente. Lo que no se sabe por ahora es cómo se pedirá hora, pero seguro que hay muchos interesados en probar esta experiencia.

COMPUTERHOY